domingo, 20 de julio de 2014

'Muerto el perro', de Carlos Salem: un Eduardo Mendoza con más mala baba

        Carlos Salem es el Eduardo Mendoza del siglo XXI, con permiso del genio creador de 'El laberinto de las aceitunas' y 'Sin noticias del Gurb'. Salem es como Mendoza, pero a lo bestia. El escritor argentino, afincado en España, une un humor corrosivo a situaciones de auténtica y clásica novela negra. Es un genio de la escritura, del entretenimiento y de las historias de policías, mafiosos y asesinatos.

    En 'Muerto el perro' (el título hace referencia a la muerte truculenta que desencadena la venganza más salvaje) una ama de casa, religiosa, pizpireta, atribulada y cornuda cambia su apariencia de poca cosa y se convierte en un verdadero ángel de la muerte.


     Siempre con escenas de humor-crimen, sarcasmo-asesinato, causticidad-muerte, Carlos Salem, padre de las geniales 'Pero sigo siendo el rey(desternillante route-thriller-movie con un crápula Juan Carlos de Borbón como protagonista), 'Matar y guardar la ropa' y 'Camino de ida' conforma una novela negra imprescindible para los amantes del género.

    Es una gozada de libro. Divierte. Engancha. Te hace disfrutar. Y te enamoras del realismo mágico del que también hace gala en muchos pasajes de los más absurdos, pero repletos de fuerza y capacidad literaria. Salve, Salem, gigante de lo esperpéntico-policíaco.